Experiencia y Compromiso a su Servicio.

Noticias

0000-00-00 | IMPUESTOS Y REBELIONES: LAS OFRENDAS DE CAÍN Y ABEL

El Génesis -Capítulo 4- relata el nacimiento de los hermanos Caín y Abel, indicando el oficio de cada uno de ellos. El primero, labrador: y el segundo, pastor de ovejas. Caín hizo a Yahveh una oblación de los frutos del suelo y Abel de los primogénitos de su rebaño, y de la grasa de los mismos. Este último y su ofrenda resultó agradable a Dios, en cambio Caín y su ofrenda no. Esa situación generó envidia, enojo, violencia y tragedia. Es posible que, a la luz del relato bíblico, un agricultor sienta que su esfuerzo no es bien valorado, pero en cambio un teólogo interprete como falta de sinceridad y pureza en el corazón de Caín al momento de hacer su ofrenda a Dios.

Las indicadas ofrendas constituyen un acto voluntario del hombre como testimonio de gratitud a su Creador. No se trata, pues, de un impuesto.

No tenernos noticias, en esta primera etapa, de la existencia del comercio, la escritura, los impuestos y la moneda de uso tan imprescindible en el mundo de hoy. Revisemos, pues, las diferentes edades de la humanidad a fin de ubicar la aparición de los impuestos, sus múltiples modalidades y sus consecuencias desde la prehistoria hasta la fecha.


Escrito por: Francisco Canahuate