Experiencia y Compromiso a su Servicio.

Noticias

0000-00-00 | IMPUESTOS Y REBELIONES: LA GUERRA DE TROYA

El destacado periodista y escritor dominicano, Bonaparte Gautreaux Piñeyro, en ocasión de hacer la presentación de nuestra obra titulada impuesto sobre la Renta -Teoría y Práctica - el día 10 de febrero del año 1983, nos introdujo en la más remota historia del fascinante mundo de los impuestos, cuando dijo: "La Ilíada, célebre obra histórica del poeta griego Homero, narra el sitio de Troya por parte de los griegos, quienes pelearon durante 10 años por rescatar a Helena, esposa del rey Menelao, entonces la mujer más bella del mundo conocido". Luego agregó: "Pero, ¿qué pasó en realidad? ¿Iban los griegos a pelear 10 años por la linda cara de Helena? A seguidas contestó su propia interrogante, diciendo: "Realmente lo que ocurrió fue que Troya quedaba en el mar Egeo (parte del mar Mediterráneo comprendida entre Grecia y Turquía), en el estrecho que conduce al mar Negro (éste es un mar interior, situado entre Europa y Asia que comunica con el Mediterráneo a través del Bósforo, mar de Mármara y Dardanelos), entonces rica zona comercial. Los troyanos cobraban un derecho de portazgo, de puente, como el peaje de hoy, un impuesto a los barcos que cruzaban cargados hacia y desde el mar Negro. Y parece que el impuesto que cobraban era tan alto que los reyes griegos resolvieron hacer la guerra para comerciar con mayor libertad y costos menores y dejaron a sus mujeres solas con los resultados sabidos: Clitemnestra le fue infiel a Agamenón, hermano mayor de Menelao. Helena fue escondida en Egipto y sólo la bella, paciente y fiel Penélope mantuvo la moral y la lealtad de la mujer griega en alto". Las negritas entre paréntesis son nuestras. En este punto dijo, a modo de sentencia universal: "...Pero un impuesto fue lo que provocó la guerra entre troyanos y griegos (gesta que fue inmortalizada por Homero)".

Si la presente publicación tiene alguna utilidad y despierta el interés del lector, éste debe tener presente que la misma fue motivada e inspirada por el texto precedente de nuestro generoso amigo, Bonaparte Gautreaux Piñeyro en aquella noche memorable del 10 de febrero del año 1983, en el Salón de Música de la Biblioteca Nacional, en nuestra Plaza de la Cultura.

A mediados del siglo XIII antes de Cristo, Troya, floreciente ciudad del Asia Menor, en la actual Turquía, fue arrasada por una coalición de pueblos procedentes de Grecia. La guerra de Troya enfrenta por primera vez a Europa y Asia. Para los griegos significó la primera oportunidad de unidad como pueblo, a pesar de su disgregación política.

La causa real del ataque griego a Troya obedeció al hecho, como afirma Gautreaux, de que Troya, con su monopolio comercial como nunca antes se había visto en la Historia, hiciese pagar peaje a los barcos que se dirigían a los reinos que bordeaban el actual Mar Negro, por lo que los griegos se aliaron para suprimir dicho impuesto y lo lograron. Se trató, en esencia, de una disputa de aranceles entre comerciantes.